FANDOM


Era TR 2013Era C TR DHCEra PTR 2018

Yamatai-koku (邪 馬 台 or) o Yamaichi-koku (邪 馬 壹 國) es el nombre chino-japonés de un antiguo país situado en el Triángulo del Dragón, Japón. Es el escenario de Tomb Raider (2013).

Historia

Orígenes

Yamatai es un reino perdido del antiguo Japón. Fue gobernado por la Reina del Sol, la primera de los cuales, era Himiko. La Reina del Sol gobernó las tierras de Yamatai con el mando de un ejército de samuráis de élite, la Guardia de la Tormenta. La propia Himiko supuestamente poseía grandes poderes chamánicos, que le otorgaban incluso la habilidad de controlar el clima.

La Reina del Sol no tenía hijos, en su lugar le cedía el trono a una sucesora de su elección, conocida como Alta Sacerdotisa, que luego sería adorada por la Reina del Sol y preparada para ser la líder de Yamatai. Sin embargo, en realidad ninguna de las sucesoras elegidas llegaría a convertirse en la Reina del Sol, sino que sería llevada engañada a una cámara ritual en el monasterio para la ceremonia de "ascensión". En este rito, la Reina anterior transferiría el alma de su cuerpo a su sucesora y continuaría su reinado en un nuevo cuerpo, lo que significa que Himiko gobernó Yamatai muchos años después del fin de su vida natural. Himiko siempre fue la "Primera y última Reina del Sol".

Caída de Yamatai

Himiko perfil tr13

Himiko, Reina del Sol

Pocos conocían la verdad sobre la auténtica naturaleza de la Reina del Sol, y el ciclo de renacimiento de Himiko continuó durante generaciones. Sin embargo, en algún momento durante el período de Kamakura (1185-1333 EC) una Sacerdotisa del Sol llamada Hoshi, que se convertiría en la Reina del Sol, descubrió la verdad del ritual de ascensión y cómo Himiko habitaría su cuerpo. También conoció los planes de la monarca de expandir su reino más allá de Yamatai, así que se negó a permitir que la Reina del Sol tuviera éxito. Hoshi robó la daga del General de la Guardia de la Tormenta y la escondió en su vestido. Durante la ceremonia de ascensión, Hoshi usó la daga y se suicidó, corrompiendo así el ritual y atrapando el alma de Himiko en un cuerpo en descomposición. El general, deshonrado por su fracaso, cometió Sepeku, mientras que la Guardia seguiría protegiendo el reino y a su reina durante siglos.

Debido al ritual fallido, Himiko enfureció. Cada vez que su ira crecía, causaba una ola de tormentas que protegerían la isla para que nadie escapara nunca. De esta forma, intentaría obligara a los isleños a que la ayudaran a liberarse. Irremediablemente, el reino de Yamatai conoció su fin.

Actualidad

La ira de Himiko convirtió la isla en una trampa mortal para barcos y aviones. A lo largo de los cientos de años de desarrollo en el transporte marítimo internacional y el transporte aéreo, desde lo antiguo hasta lo moderno, nunca se supo qué fue de los barcos y aviones que se aventuraran cerca de la isla. A medida que se acercaban, eran atrapados de inmediato por tormentas sobrenaturales, impulsadas por la furia de Himiko, formadas con una velocidad e intensidad que era meteorológicamente imposible. Todos los supervivientes quedaban aislados, pues todos los intentos de huir en una balsa o nave improvisada se encontraban con tormentas feroces que los amataban o les hacían abandonar sus intenciones de huida por temor a la muerte.
Vlcsnap-2013-12-19-00h35m33s249

Costa de Yamatai

Durante la Segunda Guerra Mundial, la isla estuvo bajo ocupación militar japonesa y fue constituída como base del Pacífico. El objetivo de los científicos era aprender a usar el poder de las tormentas como arma. Estados Unidos se esteró de lo que estaba sucediendo en la isla y enviaron al menos un batallón de tropas para conquistarla. Sin embargo, ninguno de los soldados, ni estadounidenses ni japoneses, salieron de la isla, ya sea por pelear unos contra otros intentando escapar, o enfrentarse a los Oni (restos inhumanos deformados de la Guardia de la Tormenta).

En un momento dado, un hombre llamado Mathias llega a Yamatai y como todos, queda atrapado en la isla. En un principio, trató de mantenerse alejado de otros supervivientes sin saber si eran hostiles o no, pero luego cooperaría con ellos para intentar escapar. El primer intento fue saboteado por la Reina del Sol con una feroz tormenta de la que milagrosamente logró salir con vida al regresar a la costa. Rehusó tomar parte en el segundo intento, lo que resultó una decisión acertada, ya que fue testigo de como el barco volvió a naufragar y su tripulación moría irremediablemente. Mathias comenzó a estudiar la naturaleza de las tormentas para tratar de descubrir cuál era el secreto de la isla. Finalmente, comenzó a escuchar la voz de Himiko.

Sabiendo lo que tenía que hacer, Mathias comenzó a tratar de encontrar un "recipiente" para Himiko. Comenzó a reclutar a otros sobrevivientes en su culto a la Reina del Sol, la Fraternidad Solarii. Mathias fue despiadado y cruel y no dudó en usar la violencia y el asesinato para disuadir a cualquiera de ser usurpadores y mantener el enfoque en el objetivo de liberar a Himiko. Durante años, los Solarii crecieron en número y poder, apoderándose de armas y suministros de cualquier barco o avión que se estrellaba en la isla. Los Solarii pasaron años tratando de encontrar un cuerpo para Himiko, sometiéndolos a un ritual de fuego para encontrar un sucesor adecuado.

En algún momento, La Trinidad, una Orden secreta, se enteró de los intentos de Mathias de revivir a la Reina del Sol. Creyendo que los Solarii eran herejes y su intención tendría una consecuencia fatal, enviaron a alguien a matar a Mathias y evitar el regreso de Himiko. Sin embargo, su asesino nunca regresó. La Trinidad sabía que no podría detenerles, así que cesaron los intentos de matar a Mathias. Aún así, vigilaban de cerca la isla y toda la actividad que podían sin arriesgar ninguno de sus recursos.

Llegada del Endurance

En 2013, el buque Endurance se dirige a la isla, pero naufraga por una tormenta y su tripulación queda varada en la isla. Entre ellos se encuentra Lara Croft, quien sintiéndose responsable del destino de sus compañeros, decide llegar a donde haga falta para salvarlos.

Galería